Inside Job: cuando las conspiraciones se unen a la vida de oficina

Share on facebook
Facebook
Share on telegram
Telegram
Share on twitter
Twitter
Share on pocket
Pocket
Share on reddit
Reddit

Entre los diversos estrenos de animación en Netflix, como Arcane, Tear Along the Edges y Maya and the Three Warriors, es posible que te hayas perdido otro, que llegó a finales de octubre. Inside Job, de hecho, viéndola de pasada por un tráiler genérico podría parecer cualquier otra serie de animación para adultos, una mala copia de Rick & Morty si se quiere. De hecho, es un producto de primera categoría, con una dinámica, un humor y unos personajes que hacen que merezca realmente la pena. Pero veamos con más detalle por qué nos ha impresionado tanto y por qué creemos que deberías ver Inside Job.

Nuestra crítica de Inside Job

La premisa de Inside Job es relativamente sencilla y, al mismo tiempo, brillante, dada la visión que ofrece: todas las conspiraciones son reales. Hay reptilianos, la película del alunizaje se rodó en un estudio, los chemtrails son reales. El mundo está dirigido por una cábala de poderosos señores oscuros, pero lo hacen a través de una empresa, Incognito Inc, que en la práctica funciona como cualquier otra empresa de una comedia corporativa como The Office. Colegas holgazanes, cadenas de mando que no funcionan, favoritismos y otros tópicos semejantes chocan cómicamente con la idea del control global y el ocultismo que hay detrás de las diversas conspiraciones.

La serie sigue la vida de Reagan Ridley, una ambiciosa científica, tan brillante como carente de capacidad para relacionarse con otras personas, que aspira a liderar la empresa. Entre su equipo, formado por personajes más o menos estereotipados pero no por ello menos tridimensionales, su familia y otros personajes, algunos inspirados en personas reales, seguiremos su trabajo, destinado a controlar el mundo entre bastidores.

Escritura de alto nivel

La animación, por muy competente que sea, sin errores y con algunos detalles positivamente sorprendentes, es quizá la parte menos importante de esta serie. Con un trazo simple pero efectivo, de hecho, se presenta más como una herramienta versátil al servicio de la narración y la escritura, que, como es justo y deseable para una serie de este tipo, son las dos verdaderas piedras angulares.

Digamos que no hay ningún recién llegado detrás de esta serie, al contrario. Fue creada por Shion Takeuchi, que ya había trabajado en la escritura y producción de Gravity Falls, otra serie de animación de gran calidad y valor cómico y autoral. El mismo creador de Gravity Falls, Alex Hirsch, está presente aquí como productor ejecutivo. Entre ellos y el resto del equipo, tenemos un equipo que es todo menos inexperto, y se nota.

Aunque los episodios son más o menos autocontenidos, y cada uno se centra esencialmente en una teoría de la conspiración diferente, el desarrollo de los personajes principales es evidente y está bien contado. La premisa y el desarrollo de la trama son siempre interesantes, con pocos momentos aburridos o banales. Pero sobre todo el humor, especialmente el humor sutil, hecho de referencias culturales e históricas, chistes internos y chistes visuales, deja entrever el genio de los autores. El resultado global es una serie muy disfrutable, no perfecta en cada episodio, pero devorada.

Cayendo en la madriguera del conejo

Si nuestras palabras aún no te han convencido para lanzarte a esta serie, te daremos dos razones más: la primera temporada son sólo 10 episodios de 20-30 minutos, así que es fácil ponerse al día en un par de tardes (incluso en una si eres como nosotros). Además, la serie termina de forma satisfactoria con un final abierto, dispuesto a continuar con la ya confirmada segunda temporada, que según las filtraciones debería ser también la última. Una serie con un principio y un final confirmados, por lo tanto, sin miedo a apegarse emocionalmente a una serie que no será renovada.

Coge tu mando a distancia, tu sombrero de papel de aluminio y, junto con el agente del FBI que te observa desde la webcam, ¡salta a Inside Job!

]

.

More to explorer

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *